Comienza foro de inversores en Arabia Saudí pese a escándalo

AP

Un foro de inversionistas comenzó el martes en Arabia Saudí a pesar del escándalo internacional suscitado a raíz del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado de ese país en Turquía...

Un foro de inversionistas comenzó el martes en Arabia Saudí a pesar del escándalo internacional suscitado a raíz del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado de ese país en Turquía.

La muerte de Khashoggi tendió una sombra sobre el foro Iniciativas para Futuras Inversiones en Riad, y coincidió con la denuncia del presidente turco Recip Tayyip Erdogan de funcionarios saudíes mataron a Khashoggi en el consulado en Estambul el 2 de octubre luego de haberlo planeado durante días. El líder turco exigió que se publiquen las identidades de todos los involucrados, sin importar su jerarquía en el gobierno.

Arabia Saudí, después de insistir durante semanas en que Khashoggi salió del consulado, luego dijo que había muerto en una “pelea a golpes”. Según la prensa y funcionarios turcos, un escuadrón de 15 agentes saudíes viajó expresamente a Turquía para matar a Khashoggi, cortándole los dedos antes de matarlo y desmembrarlo.

Al inaugurar la conferencia en Riad, el ministro de Energía saudí Khalid Al-Falih en su discurso describió la matanza como “aberrante”.

El foro se inauguró a pesar de la ausencia de varios participantes, especialmente de países occidentales, que cancelaron su asistencia debido al caso Khashoggi.

"Como sabemos todos, estos son días difíciles para nosotros en el reino de Arabia Saudí”, dijo Al-Falih en su discurso.

"Nadie en el reino puede justificarlo o explicarlo. Desde los niveles más altos del gobierno, estamos sumamente molestos por lo que ha ocurrido”, dijo el ministro.

Khashoggi, quien tenía 59 años, era un columnista para el Washington Post que solía criticar al príncipe saudí Mohammed bin Salman.

El foro es iniciativa del príncipe y busca atraer más inversiones extranjeras al reino a fin de crear empleos para los millones de jóvenes saudíes que se integrarán al mercado laboral en los años próximos.

La presión internacional ha estado aumentando sobre el príncipe, quien no asistió a la inauguración del foro. Muchos críticos creen que el príncipe ordenó el asesinato de Khashoggi o al menos tuvo conocimiento del asunto.

Pese a la ausencia de dignatarios occidentales, se firmaron contratos por valor total de unos 50.000 millones de dólares en el foro, incluyendo acuerdos con empresas rusas y asiáticas ansiosas de hacer negocio con Arabia Saudí.