Líder chino apela al libre comercio en disputa arancelaria

AP

El primer ministro de China apeló el miércoles al apoyo al libre comercio y prometió mejorar las condiciones para las empresas extranjeras en el gigante asiático tras las subidas de aranceles...

El primer ministro de China apeló el miércoles al apoyo al libre comercio y prometió mejorar las condiciones para las empresas extranjeras en el gigante asiático tras las subidas de aranceles decretadas por Washington y Beijing en su creciente batalla por la política tecnológica china.

Las declaraciones de Li Keqiang se suman a los esfuerzos de China para presentarse como un defensor del comercio global y del multilateralismo frente a las quejas de Washington y de otros socios comerciales contra sus políticas industriales que, según sostienen, violan sus compromisos de apertura de mercado.

Durante su intervención en una conferencia de negocios, Li no mencionó de forma directa la disputa, pero instó a los gobiernos a resolver sus enfrentamientos a través de negociaciones y a rechazar el unilateralismo.

"Es esencial que respetemos los principios básicos del multilateralismo y el libre comercio”, dijo el mandatario en el Foro Económico Internacional, celebrado en la ciudad de Tianjin, en el este de China.

Las disputas "deben resolverse mediante consultas”, añadió Li. "Ningún unilateralismo ofrecerá una solución viable”.

China anunció el martes una subida de los aranceles a productos estadounidenses por importe de 60.000 millones de dólares en respuesta a la decisión del presidente Donald Trump de incrementar los impuestos sobre importaciones chinas por valor de 200.000 millones.

El Ministerio de Finanzas dijo que la medida busca frenar la “fricción comercial” y el “unilateralismo y el proteccionismo de Estados Unidos”.

Por el momento se desconoce si China abandonará las conversaciones sobre comercio a las que fue invitada por Estados Unidos, pero el Ministerio de Comercio dijo en un comunicado que el incremento tarifario estadounidense “plantea nuevas incertidumbres en las consultas”.

Los dos gobiernos ya decretaron aranceles del 25% sobre 50.000 millones de dólares en bienes mutuos. Trump amenazó con agregar otros productos chinos por valor de 267.000 millones de dólares a la lista de bienes sancionables si Beijing respondía al último incremento. Eso aumentaría el total afectado por los impuestos estadounidenses a 517.000 millones, cubriendo casi todo lo que el país asiático vende a Estados Unidos.